El programa de Representantes de Padres de la Primera Infancia promueve el aprendizaje temprano y la preparación para el kínder a través de entrenamiento y apoyo a los padres desde el nacimiento hasta los cinco años de edad. Logran este apoyo al enfocarse en las fuerzas, barreras y necesidades únicas de cada familia para proveer atención personalizada y apoyo hacia el éxito de niños y familias.

Los Representantes de Padres de la Primera Infancia alientan el involucramiento de los padres en la educación y el desarrollo de su hijos al: modelar cómo estimular el aprendizaje; proveer oportunidades para la evaluación temprana; y facilitar un entendimiento de parte de los padres sobre el desarrollo infantil durante las visitas en casa, talleres de padres y al hacer recomendaciones a recursos comunitarios.

 

 

 

¡Gracias! Su mensaje se ha enviado.